08 enero, 2023

Adopción vegana de animales no-humanos


¿Cuál es la manera correcta de adoptar a los demás animales?

En este artículo quiero dar mi opinión sobre este tema sin ánimo de ofender a nadie, pues no cuestiono las buenas intenciones de los rescatistas o de los adoptantes de animales. Es un tema que atañe a la ética, y mi objetivo es abordarlo como cualquier tema relacionado a la Filosofía de los Derechos Animales. 

Creo que estamos de acuerdo que el requisito moral mínimo para adoptar a alguien de manera ética y responsable, es respetando a ese alguien como una persona, y no como un recurso o medio para nuestros fines. Nadie en su sano juicio creería que alguien que no respete los derechos humanos, sea un buen candidato u opción para adoptar niños. Sostengo que este mismo criterio debería ser aplicado cuando se trata de otros animales, pues la especie es irrelevante. 

Tutores veganos

El veganismo es un principio ético que rechaza la cosificación de los animales que no son humanos, implica el reconocimiento de su calidad de personas. En ética, la noción de persona es una categoría moral: distingue a los seres que merecen ser respetados por sí mismos, y no por razones o motivos instrumentales. Los adoptantes de animales deberían ser veganos, es decir, individuos que comprendan y asuman el veganismo. Sería el equivalente a dar en adopción a niños huérfanos, aquello exigiría buscar adoptantes que respeten los derechos de los niños y reconozcan en ellos su calidad de personas. 

Los veganos no consideramos a los demás animales como mascotas, sino como personas. La noción de mascota hace referencia a los animales que son usados como objetos de compañía. El concepto proviene del francés mascotte, que significa amuleto u objeto que trae suerte a su portador. Cuidar de otros animales o ser sus tutores directos es perfectamente compatible con el veganismo y los Derechos Animales. Si somos veganos y tenemos a nuestro cuidado animales que no son humanos, entonces no son mascotas, sino individuos que están bajo nuestra tutela. De la misma manera que somos tutores o responsables del cuidado de otros seres humanos.

Cuidar a los animales sin el perjuicio de otros

No está justificado moralmente alimentar a los animales a costa de otros seres inocentes. Ningún animal es exclusivamente un medio para satisfacer o beneficiar a otros individuos. Cada individuo es un fin en sí mismo, pues no existe para satisfacer deseos o caprichos ajenos a su voluntad. En eso consiste el reconocimiento a la dignidad de alguien: el hecho de comprender y asumir que cada individuo existe bajo sus propios términos, valorando su vida e integridad, aunque nadie más lo haga. 

¿Estaríamos de acuerdo con asesinar perros y gatos para alimentar a los leones que viven en los zoológicos? Lo dudo. Los rescatistas de animales saldrían en su defensa y creo que la mayoría estaría en contra. Pero cuando se trata de vacas, cerdos y pollos, que suelen ser usados como ingredientes en la alimentación de perros y gatos, no existe la misma consideración moral. Esto es simplemente especismo. 

Si estamos a cargo de otros animales, entonces somos responsables de sus actos y debemos velar que no dañen a otros individuos. Esto significa no alimentarlos con productos de origen animal y preocuparnos que no dañen directamente a otros animales. Por suerte en el mercado existen marcas que venden alimentos veganos para perros y gatos, además de la opción casera de su alimentación. 

La reproducción de animales es inmoral

El mascotismo y la domesticación son esencialmente inmorales, porque violan los derechos fundamentales de los demás animales. Los motivos o razones que intentan justificarlo son de tipo instrumentalista; para beneficio de los seres humanos, servirnos de compañía o para respetar un supuesto ciclo natural. Tenemos el deber moral de no traer a ningún animal no-humano a este mundo, sólo debemos hacernos cargo de quienes están bajo nuestra tutela. Reproducir a los animales implica traerlos a la existencia a depender de nosotros, eso viola su propia autonomía y libertad. Por lo tanto, la reproducción de animales es éticamente inaceptable. 

La intervención quirúrgica de los animales debe estar justificada moralmente

No tenemos derecho a utilizar el cuerpo de otras personas para obtener un beneficio o para lograr algún propósito ajeno a su voluntad y sus intereses, por muy loable que sea. Sé que este tema genera mucha discordia, pero debemos reflexionar sobre este asunto si nos importan los derechos animales. Tarde o temprano tendrá que ser tratado.

¿Es la mutilación en sí misma inmoral? No. Lo que está mal es mutilar a alguien con fines ajenos a la voluntad y bienestar de los individuos involucrados, ya que podría estar justificado por razones médicas. Por ejemplo: someter a un familiar a una intervención quirúrgica de emergencia, sin que pueda dar su consentimiento explícito, consciente e informado. Hay decisiones de este tipo que están justificadas cuando alguien necesita una intervención en su cuerpo para salvaguardar su vida, sin que pueda ser consciente de aquello. Los fines en este tipo de intervenciones no son ajenos a los individuos, sino que está relacionado a sus intereses fundamentales.

¿En cuáles casos sería inmoral mutilar a los animales?

Mutilar a los animales para fines estéticos

Es un fin ajeno a la voluntad de los animales y no es necesario para su vida. Por ejemplo: la mutilación de colas, orejas y otras partes del cuerpo. Es inmoral porque se usan a esos animales como un medio para satisfacer el deseo del tutor por la estética.

Esterilización/castración de los animales sin una razón médica que lo justifique

La mutilación de genitales con fines ajenos a la voluntad o bienestar de los individuos, es siempre inmoral. Por ejemplo: mutilar a los animales para comodidad del tutor y como método de control de la natalidad. Esto implica atentar contra su integridad física, pues desean conservar sus cuerpos y no ser tratados como cosas. Solamente estaría justificado por razones médicas inminentes. Aquí no hay nada nuevo, es el mismo criterio que usamos cuando se trata de seres humanos, ¿Por qué debería ser diferente en los demás animales? No existe razón que lo justifique. Si extrapolamos el mismo escenario al contexto humano, estoy segura que mucha gente no tendrá problema en comprender la inmoralidad de la esterilización forzada, por ejemplo: rechazamos la esterilización forzosa de mujeres como método de control reproductivo o la de seres humanos con síndrome de Down para comodidad de sus padres, pues comprendemos que son acciones que violan la dignidad y los Derechos Humanos. Resulta difícil comprenderlo cuando hablamos de otros animales, porque aún siendo veganos, tenemos muchos prejuicios especistas o en el tratamiento a casos en que la especie debería ser irrelevante.

La responsabilidad moral del tutor no se limita a simplemente tenerlos en buenas condiciones, sino a cuidarlos respetando siempre su dignidad. Los métodos de control de la natalidad y el comportamiento de los animales, deben hacerse por medio de alternativas éticas, que no transgredan los derechos fundamentales.

¿Está justificado mutilar el cuerpo de los animales para prevenir el cáncer y otras enfermedades o patologías?

Justificar la mutilación de animales con el objetivo de prevenir supuestas enfermedades, también resulta en una falacia. Nadie tiene certeza de lo que ocurrirá en el futuro. Podemos optar por la prevención, al igual que en el contexto de los seres humanos. Por ejemplo: chequeos médicos constantes, alimentación saludable, actividad física. ¿Estaría justificado mutilar los senos, testículos y otras partes del cuerpo humano, a individuos que están bajo nuestra tutela, con la excusa de evitar un supuesto futuro cáncer? Claro que no. Nadie apoyaría la mutilación forzada de mujeres para extraer sus senos y evitar la posibilidad de padecer un cáncer. Lo que se recomienda es la prevención por medio de chequeos médicos, al igual que en los hombres para prevenir un cáncer de próstata. 

¿Los beneficios justifican mutilar los genitales de los animales?

No estoy segura de eso, no me queda claro qué tan beneficioso puede ser extirpar un órgano que además de cumplir una función sexual/reproductiva, también tiene una función hormonal y metabólica. Los supuestos beneficios tampoco son razones ni justifican que mutilemos a los demás animales, es una falacia ad consequentiamBajo ese criterio, podríamos justificar la experimentación en humanos, pues generó numerosos beneficios a la humanidad. Ningún individuo es exclusivamente un medio para beneficiar a otros, y no deberíamos sacrificar a nadie por el bien común

Otra falacia que es variante de la anterior, es la que sostiene que la esterilización/castración evita que vengan animales al mundo a padecer sufrimiento. Sobre este punto, es importante distinguir su importancia para la sobrevivencia de los animales, y lo que realmente está mal. El sufrimiento en sí mismo no tiene nada de malo, es un mecanismo que nos sirve para advertir peligros que puedan vulnerar nuestra vida. Lo que está mal es infligir sufrimiento deliberado a los demás animales, que suele ser una consecuencia de la explotación animal.  

¿Qué sucede con los animales que están abandonados y no tienen tutores directos que sean responsables de ellos?

Haré una analogía, ¿Qué sucede con los niños, bebes, discapacitados mentales y ancianos que son abandonados, que no tienen tutores directos que sean responsables de ellos? No hay nada de malo en ayudar a las personas, pero la ayuda debe ajustarse a la ética. Podemos incurrir en un acto inmoral respecto a la ayuda, si decidimos hacerlo a costa del perjuicio de otros. La ayuda puede ser justa o injusta con otros animales. Si decidimos ayudar a los que están abandonados, entonces debemos hacerlo de manera ética. El fin no justifica los medios.

¿Es un deber ayudar a los animales?

Ayudar y respetar son dos categorías diferentes. La primera es siempre opcional, y moralmente aceptable, siempre y cuando no viole la ética. Por el contrario, el respeto es siempre un deber moral, es absoluto y no depende de factores externos. En palabras de Erich Fromm:

"Respeto no significa temor y sumisa reverencia; denota, de acuerdo con la raíz de la palabra (respicere: mirar), la capacidad de ver a una persona tal cual es, tener conciencia de su individualidad única. Respetar significa preocuparse por que la otra persona crezca y se desarrolle tal como es. De ese modo, el respeto implica la ausencia de explotación".

El problema de fondo es el especismo

¿Por qué se producen los abandonos de animales? Por la misma causa que se produce la explotación animal: nos creemos con el derecho a utilizarlos como recursos u objetos para nuestros fines. La gente abandona a los animales porque es especista, esa es la causa, no hay otra. Un problema moral de este tipo se soluciona educando sobre veganismo, que es la base mínima de respeto que les debemos a los demás animales. Los animales son abandonados, explotados y asesinados, porque vivimos en una sociedad especista. Esto se soluciona por medio de la educación vegana, no mutilando sus genitales.

En la historia de la humanidad nunca se han solucionado problemas morales violando principios morales, es un absurdo. La gente abandona, explota, violenta y asesina a otros animales porque es especista, y eso se soluciona educando a la gente, no mutilando sus cuerpos. Es un problema de educación moral. Es como si dijéramos que para solucionar la violación sexual de las mujeres, debemos mutilar sus órganos sexuales y mutilar sus rostros, para que no sean deseables para los hombres. Si queremos que la gente deje de abandonar y explotar animales, entonces debemos tratar la raíz del problema. Eso es lo razonable, eficaz y ético.

Lo responsable no es mutilar a las personas para que tengan "males menores", sino tratarlas por lo que son: personas. Cuidar de alguien de manera ética significa respetar sus intereses fundamentales, su dignidad o valor moral, y nunca violar su integridad física o psicológica para el beneficio del tutor o de los demás. En eso consiste el respeto mínimo que toda persona merece. El resto de animales desean conservar su integridad física y psicológica. No está justificado mutilar sus cuerpos para el bien de otros individuos, eso es utilitarismo: usar a las personas como simples medios para satisfacer el bien común o de los demás.

Observación final

Los demás animales son personas al igual que nosotros, y merecen la misma consideración moral a su dignidad y a sus intereses fundamentales. Reconocer esto y asumirlo, es lo que entendemos como veganismo: el respeto básico que merecen los animales no-humanos a no ser tratados como cosas. Si no reunimos las condiciones necesarias para cuidar de otros de manera vegana, entonces no deberíamos ser tutores de nadie. Esto es lo correcto. 

Siempre que tengamos la duda si nuestra conducta o pensamiento es especista o desigual con los demás animales, mi recomendación es hacer el ejercicio de extrapolarlo al contexto humano y a nosotros mismos. Con ello podemos darnos cuenta si existe una carga en la balanza de la igualdad. 





2 comentarios:

  1. Realmente siempre me he cuestionado todo esto. Siento que mi deber en el mundo es ayudarlos, aunque se que asesinan a unos para alimentar a otros. En el caso de los Gatos ¿es posible alimentarlos sin animales? cuáles serían las opciones... Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es posible. La evidencia muestra que una alimentación balanceada que cubra todas las vitaminas y nutrientes, son aptas. Existen varias marcas veganas de piensos para gatos, también puedes hacerlo de manera casera.
      Existe un grupo en facebook que se llama "Perros y gatos vegan", te recomiendo consultarlo. Un saludo

      Eliminar